Constante evolución

Gracias a sus cuatro nuevos Volvo FH500 Globetrotter, Rutas Hernando refuerza su posición en el camino de la máxima eficiencia empresarial, "la única respuesta a las actuales exigencias del transporte".

Desde hace más de 40 años, la familia Hernando ha evolucionando constantemente en el desarrollo del transporte. Ampliando flota con los más modernos camiones del mundo (como los últimos cuatro nuevos Volvo FH 500); construyendo amplias y avanzadas instalaciones en San Fernando de Henares (Madrid) y, lo que es más importante, "adaptándonos a las exigencias del mercado y a empresas tan dinámicas como Azkar", con la que llevan más de 35 años, o la austriaca LKW Walter, toda una referencia en Europa y con la han iniciado colaboración hace algo más de dos años, explican los miembros de la familia.

Los Hernando son originarios de Talavera de la Reina (Toledo), donde curiosamente nunca han trabajado. "Siempre hemos tenido amplios horizontes, primero llevando corcho desde Extremadura y Navahermosa a Cataluña y, después, iniciando con Azkar una ya larga colaboración en paquetería, con rutas por toda España y Portugal".

Hoy, José Luis Hernando y sus hijos, David y Verónica, que constituyen la tercera generación, viven intensamente este trabajo y tienen muy claro que sólo tienen Volvo "porque siempre nos han funcionado a la perfección, son rentables y contamos con la garantía de Talleres Sanfer desde nuestro primer Volvo. En nuestro trabajo hemos de cumplir unos horarios con la máxima seriedad y disciplina, y siempre lo hemos conseguido", apuntan.

Los cuatro flamantes Volvo FH 500 recién incorporados a su flota de 20 unidades salen de inmediato a carretera "haciendo las rutas de Portugal y la zona Norte de España, que son las más exigentes. En ellas, hemos comprobado que los nuevos FH500 (hemos estrenado uno hace cuatro meses) aportan más rendimiento y economía, logrando bajar considerablemente el consumo hasta casi litro y medio. El confort para los conductores es tal que afirman sentirse como si llevaran un buen turismo", apunta David.

El consumo de combustible y rendimiento del camión son la base de todo el negocio y lo primero que valoran en Rutas Hernando. "En nuestra flota sólo tenemos Volvo. Conociendo sus datos y comparando, estamos seguros de contar con el mejor camión", dice David. "La fiabilidad es otro de los puntos vitales y Volvo, gracias a su nuevo Contrato Oro, nos promete que si en cuatro horas no se ha solucionado una asistencia, asumen una indemnización. Además, gracias a Volvo Financial Services, podemos elegir el sistema de compra más adecuado a cada necesidad. En el caso de nuestros nuevos Volvo FH500, hemos apostado por el leasing".

Los camiones de Rutas Hernando ruedan un promedio anual de 150/160.000 km, aprovechando al máximo su flota de 20 Volvo mediante la combinación de las rutas de paquetería, generalmente nocturnas, con recogidas diurnas y gestionando los horarios de trabajo de sus 25 conductores. En paquetería, la carga está alrededor de las 12-13 toneladas, mientras que para LKW Walter, lo habitual es ir a carga máxima, sobre las 24/25 toneladas, según sus responsables.

La flota se compone de una amplia gama de potencias que se ajustan a cada tipo de ruta. En el caso de las más exigentes, prefieren los nuevos Volvo FH 500 porque "al ir sobrados de par y potencia", afirma José Luis, "optimizan el rendimiento, con máxima seguridad e incluso mejoran la rentabilidad. En este aspecto, resulta fundamental la adecuación de la caja de cambios Volvo I-Shift, que a su virtud de lograr gestionar tanta potencia y par, une su facilidad de manejo y confort para el conductor, que se siente más seguro".

En Rutas Hernando saben, por experiencia, que siempre hay una mejor forma de gestionar la empresa "adaptándonos a la realidad de cada momento", comenta Verónica. "Sin embargo, la rentabilidad es el futuro y por eso apostamos por ampliar la flota, por confiar en Volvo (que nunca nos ha fallado), por construir una nueva base y, por supuesto, contar siempre con el mejor equipo humano"